DISEÑO DE UN FLYER

DISEÑO DE UN FLYER

DISEÑO DE UN FLYER

El flyer es una forma de publicidad que ha evolucionado con el paso de los años. El término flyer se remonta a los inicios de la aviación cuando los aviones esparcían desde el aire anuncios de diferentes productos y eventos. En español el término adecuado es volante. Para muchas marcas y empresas es un método bastante económico de hacerse publbidad si no se tienen los suficientes recursos económicos para realizar una gran campaña de publicidad.

El flyer es una gran oportunidad de tener un contacto directo con el consumidor para que éste aprecie la información de manera clara y concisa. Para realizar un flyer efectivo, eficaz y creativo que no termine en la basura totalmente desapercibido, debe ser llamativo y contar con los elementos necesarios que atraigan las miradas. A la hora de diseñar un flyer hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

Titular llamativo

Se trata de lo primero que ven los usuarios y, por lo tanto, aquello que recordarán. Al cliente hay que ponérselo fácil, utilizando una frase atractiva, que ofrezca algo o capte la atención, y hay que hacerlo en un gran tamaño. Palabras como "gratis" suelen funcionar. También titulares del estilo "nos hemos vuelto locos", "hemos tirado la casa por la ventana" o "consigue lo que siempre soñaste".

Resolución de las imágenes

El texto es importante pero las imágenes también son una parte fundamental a cuidar. Se deben utilizar ilustraciones de buena resolución que ofrezcan calidad en la impresión y, ante todo, que sean reales de nuestro producto, servicio o local.

Incitación a la acción

Una vez que se ha logrado captar la atención del cliente, falta darle el empujón final. Para ello, hay que utilizar frases como "rápido, que se acaba", "oferta válida solo hasta fin de existencias" o "sólo durante este mes". En función de cada negocio se adaptarán los distintos contenidos.

Definición de los clientes

Otra recomendación importante es saber a quién va a ir lanzada la publicidad. Es importante saber definir al cliente, es decir, quiénes son las personas que tienen más posibilidades de interesarse por la publicidad. Para llegar a los clientes se necesita saber quiénes son. Para ello, hay que buscar características comunes que se puedan identificar. ¿Son empresas o personas? ¿Pertenecen a cierto grupo de edad, geográfico o de ingreso en la estructura de la población? ¿Cómo compran el tipo de productos o servicios que ofrecen? ¿Con qué frecuencia los compran? ¿Qué características buscan?, etc.

Ser diferente

No basta únicamente con mostrar la información más importante: es necesario ofrecer el plus de distinción que el cliente está buscando. El consumidor siempre espera encontrar lo mejor, el mejor lugar, el mejor precio, la mejor atención y tiene que descubrir que nuestra publicidad es la mejor opción y hacérselo saber a la gente para que se decidan por nosotros y no por nuestros competidores. Para conseguir esto, hay que estar en constante renovación y transformación de nuestra imagen pública.

Dejar un Comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se mostrará)
   Página web: (Url con http://)
* Comentario:
Escribir Texto